lunes, 29 de octubre de 2012

Lo absoluto


El primer recuerdo que guardo de ti es de bien pequeña...tendría unos 5 años. Fui a verte a aquel despacho tan grande que tenías en el Ministerio. Quizá no era tan grande pero para mis ojos de niña pequeña si...como lo era también aquella moneda de 50 pesetas que me diste y que me dediqué a dibujar en un papel.

Después llegarían los fines de semana en Becerril donde aprendí a temer a Manuel por los mordiscos que me daba, a reírme con la perra aspirador, a esquivar la piscina con agua sucia (en aquel entonces no se vallaban). Recuerdo a la abuela asustada llamando el 23 F porque estabas en el Congreso. Al día siguiente nos contaste que habías pasado miedo pero por suerte sólo fue un susto.

Me acostumbré a verte en celebraciones familiares, sobre todo en aquella misa de todos los abriles. Mientras yo crecía me iba dando cuenta de lo bajito que eras y nos reíamos con la historia de que hiciste de celestino de mis padres mientras eran novios. Te mandaban a cuidarlos y mi padre te sobornaba con un whisky para que miraras para otro lado. Allí debió de empezar tu afición por esa bebida

Así que cada navidad que venías a casa yo preparaba el hielo y la botella para que te tomaras la copa después de comer. Recuerdo que era lo único que me alegraba el día de Navidad, tu aparición. Llegabas con Rosa y yo me sentaba al fin agradecida de poder verte y charlar. Nos contabas cosas de la política, la economía y lo que yo llamaba la verdadera Historia. Esa que no saldrá nunca en los libros. Debatíamos siempre con mucho humor negro. Porque eso nunca te faltó. El humor negro tan de nuestra familia.

Siempre recordaré con especial cariño cuando me sacaste del armario la navidad pasada. Te bastó con enseñarme una toalla con una sirena y preguntarme...has visto una así alguna vez?...y te dije que no, pero que si me la encontraba me la quedaba.

Siempre disponible, entre el maremagnun de tu trabajo que fue tu vida pero que encontraba hueco para nuestros problemas y siempre una solución. Conjugando esa doble vertiente, tan pública y privada...un poco de personaje y un mucho de ti.

Ayer te fuiste. Así, sin más. Ya no estás. Ya no podré hablar contigo. Ya no podré mandarte una postal desde Nueva York como te prometí. Ya...ese ya maldito que se me ha clavado en el cerebro desde que me llamaron para decírmelo. Y todavía no lo creo.


Hoy me siento un poco huérfana. Por algo te pedí que fueras mi padrino. Te quiero Jesús.

29 comentarios:

  1. Lo siento mucho compañera. Un abrazo.
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda temporada, Lentejilla...gracias compañera.

      Eliminar
  2. Solo enviarte un abrazo y un beso. Qué nunca se espera y ni aún esperandola llega bien.
    SE van cumpliendo años y se van perdiendo amigos.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con el abrazo y el beso. Lo de cumplir años y que eso signifique perder gente no me gusta, aunque sea cierto.

      Gracias Cereza.

      Eliminar
  3. Qué decirte, corazón de Chris... ¿Qué la vida es este vaivén de irrealidades que no se conjugan pero que se entrelazan para desquiciarnos, a veces para bien, a veces para mal?
    Y lo más irónico: cuando más ahogada estés en llanto, puede que aparezca tu puente definitivo y que tu corazón esté partido en dos: una parte rebosante y otra, con el vacío de Jesús. Y tendrás que seguir viviendo y aprendiendo.

    Un beso

    Laquetecuen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viviendo y aprendiendo...si. Eso toca, amiga. Qué te voy a contar a ti, verdad?

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  4. Siempre estará vivo en tí...Ahora cuando nos has escrito sobre él estaba vivo, cada vez que lo recuerdes también e incluso cuando le hables como si estuviese ahí....
    Un abrazo de una desconocida que se mete de refilón de vez en cuando en tu fotografía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la desconocida es bienvenida, por supuesto. Te agradezco el comentario. Estoy en shock y no puedo creer que no vaya a verlo u oirlo más. Irán pasando los días y me haré a la idea poco a poco... Gracias

      Eliminar
  5. Sólo darte un abrazo virtual y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma. Vuestro afecto y compañía me reconforta en este día tan frío.

      Eliminar
  6. pufff que me has emocionado... es tan dificil encontrar padrinos, madrinas que cuando los perdemos nos quedamos huerfanas

    un achuchón, chris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este además fue elegido, porque el mío oficial suele estar "missing".

      Gracias por el achuchón, ando necesitada de abrazos estos días.

      Eliminar
  7. Es un peaje a pagar por ir cumpliendo años, se van marchando personas que queremos y que siempre han estado ahí en nuestra vida.
    Bonito detalle compartir tus recuerdos, ánimo y un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo Rosa, lo del peaje me suena tan frío...sé que es cierto pero tremendo...

      Poco a poco irán saliendo de mi mente recuerdos y los iré atesorando.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Lo siento Chris, releído queda frío y no era esa la intención. Soltar las cosas tal cual cuando son escritas a veces me pasan cosas así. Quería decir que vamos sumando años (yo bastantes más que tu) veo a personas que quiero mayores, otras ya no están y eso es algo que no puedo controlar y . . . me cuesta aceptarlo.
      Ellos se van pero mientras tengamos memoria no desaparecerán. Un cariñoso abrazo,

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias Arpo...sabes que tu abrazo huele a bizcocho?

      Eliminar
  9. Piénsalo, ya sabes a lo que me refiero... Abrazos...

    ResponderEliminar
  10. Ah, ahora entiendo lo de tu comentario en Facebook ayer... Jo, chica, lo siento mucho!

    ResponderEliminar
  11. Lo siento muchísimo, Chris. La muerte es algo que nunca conseguiré aceptar con la normalidad que nos exigen, ni comprenderé su sentido.
    En determinadas etapas pienso en qué ocurrirá cuando pierda a determinadas personas y animales... Creo que el dolor será insoportable.
    Pero piensa, que aunque no olvidamos, el dolor se transforma, evoluciona y podemos volver a respirar sin dificultades.
    Todo mi cariño para ti. Mañana te mando un email.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte no he sufrido muchas pérdidas cercanas en mi vida. Pero en este caso es de las poquísimas personas de mi familia con las que me sentía unida.

      Ahora mismo no soy capaz de pensar en perder animales. Creo que me dolerá más que la pérdida de algunas personas porque nadie les gana en bondad.

      Muchas gracias por tus palabras...

      Eliminar
  12. Chris lo siento mucho! Te mando un fuerte abrazo. El tiempo hará que el dolor que sientes ahora se convierta en nostalgia cuando le recuerdes. Eso ayuda... En fin así es la vida, espero que pronto tengas un golpe bueno para mitigar un poco este. Mucho animo
    Besos
    M

    ResponderEliminar
  13. Coraggio, Chris!! bss

    (me cuesta leer esta fuente)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails