martes, 5 de febrero de 2013

Just keep swimming



Tengo una cicatriz en la cabeza. Con tres años me resbalé en casa y caí contra una columna. No recuerdo cuántos puntos me dieron pero cada vez que me corto mucho el pelo se me ve. Hay personas que me preguntan por qué dejo que se vea. A mí no me importa.

Tengo también una cicatriz en la rodilla y otra en la mano. Son heridas que me hice en los campamentos. Y en el muslo guardo el recuerdo de una araña que me jodió un verano entero.

Marcas que adornan  mi cuerpo y que a mí me hablan de haber vivido. Junto a ellas pero algo más lejanas a la vista, hay otras marcas indelebles. Señales de heridas emocionales que a veces expongo al aire para que respiren y cicatricen bien.



Esta canción es la que se ha llevado hoy mis célebres 15 segundos de fama

Hoy estreno nueva cicatriz. Tiene forma de sonrisa porque ha sido forjada entre muchos buenos momentos y risas. Es sólo mía, ya que la herida me pertenece sólo a mí pero puedo decir que nunca me habían hecho una herida con tanto cuidado y mimo.

Todavía está muy tierna (la canción que os pongo es fiel reflejo) así que tengo que dejarla que siga su propio camino. Mientras, seguiré respirando. Y por supuesto seguiré nadando, como decía mi admirada Ellen Degeneres en Buscando a Nemo.

Me considero una mujer afortunada porque he aprendido a vivir determinadas experiencias sin caer en los dramas tan propios de estas historias.

Hay quien opina que si no estás llorando por los rincones es que en el fondo te daba igual. O que eres muy fría. No es cierto. Estoy deseando que llegue el fin de semana para abrazarme a algunas amigas que quizá me traigan el mar. Pero mientras me ocuparé de mimar mi cicatriz para que vaya sanando. Estos días hace la temperatura ideal en mi ciudad para salir a pasear con ella. La pondré al sol, así que si la veis asomar dejad que ocupe su propio espacio, por favor.


22 comentarios:

  1. Las cicatrices a veces son como trofeos, fijate. Señales de haber crecido un poquito más. Si yo te contase las que tengo todavía abiertas.. Ufff...y te acostumbras y forman parte de ti. Cuando te lleves muchos días sin mirarlas serà cuando ya estén curadas, pero ojo, ahí seguiràn, secas, para recordarte cositas.
    Pero mira que te diga, hay quien se hace tatuajes, nosotras tenemos cicatrices, que son más genuinas, jajajaja
    Un abrazo
    Etcétera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Etcétera...yo tengo unas cuantas cicatrices y un bonito tatuaje!! No entiendo cómo no me quieren, si vengo con el pack completo...jajajaja.

      Mejor, me río, verdad?

      Gracias por ese abrazo. Te he echado de menos estos días.

      Eliminar
  2. Aqui entre tú y yo, me han dicho que el mejor unguento para las cicatrices es no pensar en ellas, no estar todo el día mirandolas y midiendo cuanto tardan en cerrarse, pq algunas queratinizan y hasta se solidfican. por lo visto, ignorarlas y hacer dieta de pensar, que esta sobrevalorado.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín Cereza, me lo pones difícil...no se me dan bien las dietas...a la vista está :-(

      Pero creo que esa mujer y yo nos merecemos no mirar demasiado la cicatriz reciente para poder continuar con una relación estupenda que tenemos.

      Crees que pensar está sobrevalorado? Hay una por aquí abajo que estará totalmente de acuerdo contigo. ;-)

      Eliminar
  3. Como buena pirata, sé de cicatrices :) Es bueno tener intención de restañarlas... y luego una raya de mercromina y ya está.
    Bueno, cuando cambia el tiempo algunas aún restiran. Es lo que tienen los campos de batalla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en el proceso de ponerle mercromina pero creo que no lo llevo mal, aunque hoy me han dicho que cuando te has ido me ha cambiado la cara...se ve que hablando contigo me relajo. Tú y la mantita tenéis ese poder!

      Un abrazo y mil gracias por las conversaciones sobre cualquier cosa que surgen.

      Eliminar
  4. Si estás dispuesta a seguir nadando es señal de gran fortaleza y vitalidad, enhorabuena hermana. Te mando energía positiva (por si te hace falta en algún momento) para alcanzar la orilla (si es que vas en esa dirección)
    Me ha producido un revuelco interior esa herida producida con cuidado y mimo (será que me he levantado sensible esta mañana)aunque se a lo que te refieres.

    Gracias por este post, se ha producido el click para que me ponga a escribir.
    Hermosa mañana de martes.

    Besos, desde la balconada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro un montón de verte por aquí. Y me alegro doblemente si algo de lo que he escrito te ha ayudado a verbalizar tus cosas.

      Hoy me decía la mujer de la que os hablo que no entendía qué tenía de especial la forma en la que había reaccionado. Es el respeto, el cuidado, la honestidad que le ha puesto. Hay muchas mujeres que no actúan ni con esa delicadeza ni ese buen trato y desde luego, lo agradezco muchísimo.

      Muchas gracias por tus energías. Una dosis extra nunca viene mal.Un abrazo!!

      Eliminar
  5. En la infancia, una vez hemos superado los lloros, las cicatrices son como pequeños trofeos que mostrar, de adultas las que más duelen son las que no se nos ven pero todas van dibujando el mapa de nuestra vida.
    Ideal el agua de mar para todas ;-)
    Un petó,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, la que más duelen son precisamente las que no se ven, quizá porque las ocultamos con ahínco.

      Un besote, Rosa M.

      Eliminar
  6. Ya sabes que el agua del mar cura las heridas y hace que cicatricen antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy pal mar a zambullirme ya mismo!!! O me lo mandas para acá tú?

      :-)

      Eliminar
  7. las cicatrices sonrisas tienen el poder de contagiar cuando las miras....
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo unos ojos que sonríen. Tengo una cara que no es capaz de hacerlo, por una antigua cicatriz que bloquea ese gesto. Pero es verdad, cuando contemplo y recuerdo lo que provocó la herida en mis ojos se adivinan hasta hoyuelos.

      8-)

      Eliminar
  8. Cuando he leído la primera frase inmediatamente he pensado: "mira que le dije que pusiera algo blandito en la balda que hay sobre su cabeza, qué le habrá tirado la gata para despertarla que ya le ha hecho una herida"... luego ya he seguido leyendo. Sigue con tus curas de sol, sonrisas y encuentros.

    ResponderEliminar
  9. ¿Te llevo un poco de mar en una botella???

    (y una mermelada...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vosotras traeréis el mar en vuestros abrazos y besos, seguro!

      Eliminar

  10. Yo también tengo algunas cicatrices físicas debido a mi torpeza. No es exactamente torpeza, es que no sé hacer las cosas despacio. Si estoy cocinando, seguro que me quemo con el aceite o con el horno. A veces tengo lo brazos y/o las manos que son un cuadro. Si ando por la casa, seguro que acabo haciéndome un moraton en las rodillas o en las piernas.
    Pero no me importan esas cicatrices físicas.
    Las que no me gustan nada de nada son las del corazón. A lo largo de la vida hay personas que te hieren a lo bestia: padres, hijos, hermanos, amigos y yo solía decir siempre que cada herida era como una flecha en el corazón, que no te mata, pero ahi queda la cicatriz.
    Y hay algún momento que esa víscera está tan llena que no caben más flechas y te puede pasar como a mí y a otras muchas personas: que la capacidad de sufrimiento tiene un límite, uno la ha sobrepasado, ya todo te da igual y puedes volverte insensible al dolor : propio y ajeno, lo cual es una putada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Isa, es una putada volverse insensible al dolor propio o ajeno.

      A mí me han enseñado (en mi célebre curso) a superar esas heridas para poder continuar adelante con tu vida. A estas alturas todas tenemos heridas emocionales importantes, pero en la medida en la que sepamos ser resilientes seremos más felices. Al menos en mi caso, he descubierto que prefiero vivir sin odios.

      Besos.

      Eliminar
  11. Dentro de lo malo,lo mejor.
    Si fuera una herida abierta que no cicatriza,sería peor.
    Tiempo es lo que necesita,para encontrar su forma.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...tiempo...

      Gracias por el abrazo, Alas.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails