lunes, 16 de abril de 2012

Huellas


Es hermoso saber que el bosque me añora y que una gota de océano lleva mi nombre.

En los últimos días, una amiga me ha dedicado palabras muy lindas y más allá de la emoción que me han provocado, hay una parte, si queréis más objetiva, que me ha hecho reflexionar. Creo que es inherente a la condición humana la necesidad de trascender, saber que aunque ahora estamos, un día no estaremos pero quedará una parte de nosotros.

Dejar huella.

Estos días se agolpan en mi memoria las huellas que han ido dejando dos o tres personas en los últimos cuatro años. Exploro esa senda llena de marcas indelebles. Recorro mil veces los caminos que tracé junto a esas mujeres a lo largo de los días o tan sólo en cuestión de horas...

En el curso de este fin de semana hablamos sobre la experiencia del amor, del desamor, los encuentros eróticos...Recuperé las imágenes de otras dos pieles, pude sentir a través de mi memoria de nuevo su tacto, su textura, su olor...todas las sensaciones que me provocaron...

Es curioso, uno de esos cuerpos fui amándolo poco a poco. Esa mujer me lleva acompañando desde hace más de tres años. Al principio me gustaba pero con el paso de los meses esa atracción física fue transformándose en un amor apasionado primero, lleno de ternura después. Aprendí a trazar mapas de sensualidad entre sus pliegues, deslicé ondas de poesía en cada leve roce y conquisté todos los centímetros de su cuerpo al paso de mis dedos.

Ayer, ella comentó a otras amigas con una complicidad tierna y divertida nuestro primer beso y al fin me di cuenta de que aunque ya no somos pareja, guarda los recuerdos de muchos momentos compartidos. Guarda un precioso recuerdo de tantos días y noches de pasión. Por fin descubro que una parte de mí queda en su memoria, que mi imagen vaga en los rincones de sus recuerdos. No sé si aún la amo. Sé que la quiero y que el hecho de que guarde ese recuerdo de mí me llena y me hace feliz.

No sé exactamente qué recuerdo guarda de mí la otra mujer de la que os hablo. Apenas pasamos juntas unos días. Pero fue como vivir una primavera concentrada en los momentos de caricias. Si, quizá es la mejor manera de definirlo...la primavera concentrada en cada una de nuestras caricias.

Soy más bien tímida para tocar a las personas con las que no tengo mucha confianza pero nada más vernos me surgió la necesidad de abrazarla y a partir de ahí sentí la comodidad suficiente como para cogerla de la mano, frotarle la espalda cuando sentía que tenía frío e incluso abrigarla con mi cuerpo.

Con ella descubrí que el sexo no se ciñe sólo al puro acto, que la sexualidad comienza por una mirada, continúa con una caricia y que el simple sonido de una voz puede proporcionar tanto placer como otro tipo de sonidos. Nuestro momento fue el de los sentidos puestos al servicio de los sentimientos. No la echo de menos como a la mujer con la que compartí tanto tiempo pero mentiría si no reconociese el impacto que supuso para mí esos pocos días que coincidimos.


Huellas...


27 comentarios:

  1. Los vellos de punta me has puesto.... Porque me has recordado lo que siempre digo... Que las pieles tienen código de barras y que cada piel debe ser tocada de una forma particular...
    Besos
    Etcétera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si deben ser tocadas de una forma particular. Lo que tengo claro es que el sexo es una conversación que tienes con alguien, que incluye sustantivos, adjetivos, preposiciones, oraciones compuestas o simples...Con cada persona estableces una conversación diferente. A veces es chisposa, otras profunda y algunas te aburren soberanamente.

      Aquí comento acerca de una conversación que echo mucho de menos porque es la que más me ha llenado en mi vida. Y de otra que me resultó genial a pesar de haberla mantenido tan sólo durante 4 días.

      Y la pena que cuando nos vemos no hablamos apenas de nuestros blogs!!!

      Un abrazo ETC!!

      Eliminar
  2. Ufff,
    Admiro la “facilidad” que tienes para escribir así y esa capacidad para emocionar a quien lo lee.
    Hoy ha sido un día “raro” así que terminarlo con esta lectura es un bálsamo.
    Un peto,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa...es que las diosas me tenían que bendecir con algún don y de ese se ve que les sobraba el día que nací. El de la belleza y femineidad ya lo tenían agotado :-O

      Me alegro que la lectura te haya servido para relajar un mal día. Espero que hoy vaya mejor.

      Besos!!

      Eliminar
  3. Dulce, bello, intenso...

    Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he quedado sorprendida por la brevedad de tu comentario. Me has mal acostumbrado a comentarios largos, de los que dan pie a conversaciones alrededor de un café o una copa de vino. Lástima la distancia.

      Un abrazo, Vero!

      Eliminar
  4. bonitos recuerdos, bonitas huellas

    qué bien escribes jodia!

    ResponderEliminar
  5. Yes. A todo.
    Mapas de pieles. Así se llaman.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa tarea trazar la cartografía de una mujer...

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Mapas de muchas más sensaciones. Pero sí.

    ResponderEliminar
  7. Si, Alson...multitud de sensaciones, todas preciosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUES YA SABES¡ PONLES MÚSICA

      Eliminar
  8. Muy dulce neni, como casi todo lo que escribes :)
    eres buena méndiga! (versión mexicana del jodía) jajajaja

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooooppppsssss Gracias!! Tan sólo escribo sobre lo que siento, no tengo más mérito que el de encontrar palabras para describir sensaciones, sentimientos...

      Eliminar
  9. preciosas huellas
    y exquisitamente contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejamos huella y nos dejan huella. Y cuando es algo que sucede a la vez resulta simplemente maravilloso. Pongo de ejemplo a la primera mujer, a la que ahora sé que le dejé una bonita huella y a la segunda con la que sentí algo increíble pero que ignoro si lo recuerda del mismo modo que yo...

      Eliminar
  10. Pues a mí tu texto me ha dejado muy triste.
    No recuerdo nada bueno de mis ex-parejas y soy consciente de que no soy objetiva porque algo bueno habría..
    Sólo recuerdo con tristeza, añoranza y a veces un poco de angustia a una pareja (no ex, claro), que murió en un accidente de tráfico cuando llevávamos 2 años de una relación estupenda.
    Y así, de un día para otro, desapareció de mi vida.
    Joé, anda que no me costó superar aquello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que te haya provocado tristeza. Lo cierto es que lo que cuentas resulta muy duro e imagino lo difícil que es superar algo así...un duelo de los intensos.
      Me dejas que te de un abrazo cálido para mitigar en la medida de lo posible esa tristeza?

      Eliminar
  11. El tiempo... Maravillosamente relativo.

    Contigo siempre queda vino en la botella para seguir charlando.

    Besos atlánticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He descubierto un vinho verde portugués genial para esas noches de conversaciones cómplices.

      Si algún día te pasas a visitarme pondré unas cuantas botellas a enfriar junto con algún alimento sin gluten!

      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Je, huellas las que vas a tener desde el portal hasta tu puerta como sigas escribiendo así, vamos que se te llena la escalera de orografías,maja. jajajaja
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
  13. A ver? un momento... Pues no, no hay nadie en la puerta y tampoco huellas en la escalera...

    Dónde está toda esa orografía, Lenteja?????? jajajajajaja

    ResponderEliminar
  14. Preciosas huellas ... como las que tú estás dejando con esta entrada. !Qué bonito!

    Un abrazo,

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura!! Un día recopilaré algunos post como este para guardarlos y tal vez editarlos.

      Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  15. Precioso. No me repito porque todas tus amigas ya han dicho todo lo que se me puede ocurrir...

    Me gusta cómo está escrito, coincido con la idea de la huella, te envidio haberla dejado y añoro ese poder hablarlo junto a tu quien guarda esa huella con ese dulce recuerdo....

    Vaya suerte, compañera. A ver si abres esa puerta y la orografía se hace fotografía de un marco nuevo...

    ResponderEliminar
  16. Gracias por tu comentario Yur, has captado por completo el significado de mis fotografías (fsumv/fsumn).

    No te creas que es fácil tener la confianza de poder hablar con alguien sobre lo que ha sucedido en esos momentos en que las pieles se hablan. De hecho hoy hemos tenido una discusión fuerte tras la que me he agarrado a la tableta de chocolate de mi post de hoy :-(

    Pero eso si, a ver si puedo comenzar a hacer fotografías sobre un marco nuevo...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails